La Rueda de Chicago

En Chicago se inventó y construyó la primera noria, rueda de la fortuna o vuelta al mundo, mundialmente conocida simplemente como: La rueda de Chicago.

En este artículo encontrarás respuestas a todas tus preguntas sobre la rueda de Chicago y podrás conocer también la Rueda del Centenario, más alta, grande, rápida y divertida que todas las anteriores.

La rueda de Chicago

Historia de la Rueda de Chicago

The Ferris Wheel - La Rueda de Chicago

Como parte de la Exposición Mundial de 1893 se inauguró en Chicago una noria gigantesca denominada “Ferris Wheel” (la rueda de Ferris), en honor a George Ferris, el ingeniero que la construyó.

Así, Chicago fue la primera ciudad en construir una de estas ruedas verticales giratorias que, dotadas de cabinas con asientos, permitían a los pasajeros elevarse sobre el paisaje circundante para ver el panorama o simplemente divertirse.

Así como pasó con otras de las muchas invenciones hechas en Chicago, la idea se esparció por el mundo y este tipo de ruedas se transformó en elemento central de las ferias y parques de diversiones. Aún hoy, en algunos lugares, los términos “rueda de Chicago” o “rueda de Ferris” todavía son usados en referencia a este tipo de estructuras. Sin embargo los nombres más populares son “vuelta al mundo”, “rueda de la fortuna”, “rueda gigante” o “noria”, siendo esta una de las más usadas.

La primera rueda Ferris de Chicago funcionó muy poco tiempo y luego fue desarmada, vendida y finalmente dinamitada en 1906. Décadas después, Navy Pier construyó una nueva rueda que funcionó dentro del paseo entre 1995 y 2015. Durante el verano de 2016 se prevé que comenzará a funcionar la tercera versión de la rueda Ferris Wheel, en estos momentos en estado de construcción.

La invención de la rueda: The Ferris Wheel – Exposición Universal de Chicago de 1893

Chicago buscaba una atracción que pudiera convertirse en el icono de la Exposición Universal que iba a realizarse en Chicago en 1893. Pocos años antes la Exposición de París había presentado la torre Eiffel, con la cual era difícil competir, por lo que los organizadores buscaban algo original y único.

Finalmente, George Washington Gale Ferris Jr., un ingeniero de 33 años, trajo la idea de hacer una enorme rueda de acero giratoria con cabinas para transportar al público. La idea de una rueda que transportara a la gente a una altura mayor que la Estatua de la Libertad prosperó y recibió el apoyo de Daniel Burnham, uno de los arquitectos que diseñaban la exposición.

La rueda diseñada por Ferris estaba sostenida por dos soportes de acero de 43 metros de altura. El eje central de la rueda medía casi 14 metros de largo y era una pieza de acero de un tamaño nunca antes forjado. Armar la noria fue como armar un rompecabezas de más de 100.000 piezas.

Inaugurada el 21 de junio de 1893, fue la gran atracción de la feria, así como la Torre Eiffel lo había sido en la muestra similar realizada cuatro años antes en París. Un éxito completo, una experiencia única por la que, durante las siguientes 19 semanas, más de 1,4 millones de personas pagaron los 50 centavos que costaba la entrada, con lo que se recuperó en parte los costos generales de la exposición.

ferris-wheel-exposicion-universal-de-chicago

La Rueda de Ferris tenía una altura de más de 80 metros y contaba con 36 barquillos de madera con capacidad para 60 personas cada uno, lo que le permitía transportar hasta 2160 personas simultáneamente.

A diferencia de las ruedas actuales, cada vuelta en el Ferris Wheel duraba unos 20 minutos (algunas fuentes dicen 4 vueltas por hora) y la rueda fue tan popular que se llegó a utilizar para fiestas de casamientos y banquetes móviles.

Subirse a la torre permitía disfrutar de una vista panorámica aérea que pocos habían visto antes, incluidos los locales. «Girar a través de una vasta órbita dentro de una jaula de pájaros, era una sensación indescriptible” escribió Roberto Graves, un periodista de la época.

La rueda fue desmontada en 1894, una vez finalizada la Exposición Universal, pero volvió a funcionar en 1895 en un pequeño parque de diversiones ubicado en el vecindario de Lincoln Park (en la esquina de la avenida Clark y la calle Wrightwood). Luego, fue armada nuevamente para la Feria Universal de Saint Louis, Missouri de 1904.

Finalmente, la estructura fue desarmada definitivamente y los materiales fueron dinamitados el 11 de mayo de 1906 para ser vendidos como chatarra por 1800 dólares.

La Rueda de la Fortuna de Navy Pier de 1995

rueda-de-chicago-navy-pier

En 1994, el paseo Navy Pier comenzó un proyecto de renovación, incorporando nuevas atracciones y un diseño acorde a la época. En este marco, el 1 de julio de 1995 se inauguró un nuevo Ferris Wheel, más modesto en altura que el original, pero siempre inspirado en la famosa noria de la Exposición Universal de 1893. Al igual que su predecesora, se convirtió rápidamente en uno de los iconos del parque y llegó a ser tan identificable como la Torres Hancock, la Willis o las estructuras del Parque del Milenio.

Esta segunda Rueda de Chicago tenía 43 metros de altura, y todavía ofrecía a los visitantes una vista impresionante del perfil edilicio de la ciudad, así como del lago Michigan. La gente de todas las edades se sentía atraída por la magnífica estructura. Un paseo por Navy Pier no parecía completo si no se subía al Ferris Wheel.

La noria de Navy Pier funcionó durante casi 20 años transportando a un total de casi 16 millones de personas. Su último giro fue el domingo 27 de septiembre de 2015 y al día siguiente, comenzó a ser desmantelada para dar lugar a la instalación de la nueva estructura que comenzó a funcionar en 2016: La Rueda del Centenario.

La Nueva Rueda de Chicago – La Rueda del Centenario 2016

En 2016, el marco de las celebraciones del centenario del paseo Navy Pier se llevó adelante un ambicioso proyecto de renovación de la Rueda de Chicago con una inversión millonaria. En este marco, se instaló una nueva rueda de la fortuna, ,un Ferris Wheel para el tercer milenio, que fue inaugurada en mayo de ese año.

ferris-wheel-navy-pier-2016

Aspecto de la Rueda de Chicago del Centenario durante su construcción el 30 de enero de 2016

La nueva Rueda de Chicago tiene ahora casi 60 metros de altura y cuenta con 40 góndolas con capacidad para 8 adultos y dos niños cada una. La estructura puede llevar un máximo de 414 pasajeros simultáneamente.

Las góndolas de la nueva Rueda de Chicago están equipadas con asientos individuales y pantallas de video que muestran datos interesantes de la ciudad. Las góndolas. que antes eran rojas, ahora son de color azul, el color característico de Navy Pier.

La Rueda de Chicago del Centenario

Recomendaciones para tu viaje a Chicago

Reserva tu hotel barato en Chicago Chicago Hoteles Baratos

Paquete de atracciones en Chicago con descuento Principales Atracciones 50% OFF

Este artículo incluye enlaces a sitios afiliados. Si compras a través de ellos, la compensación que recibiremos nunca afectará el precio de tu compra.